viernes, 23 de octubre de 2015

La Familia de la Percusión


Estallidos y estruendo, así consideran muchos la percusión. Pero el empleo sutil de maderas, pieles y metales da a la música algunos de sus más delicados matices.
Más que otros instrumentos, la percusión está íntimamente ligada a la historia y al desarrollo de la humanidad. El hombre palmoteó con sus manos, golpeó sus muslos y descubrió las resonancias de su cuerpo. Se fijó en la naturaleza como fuente del sonido externo y descubrió las propiedades acústicas de conchas, piedras, bastones y huesos. 

Estos instrumentos por su belleza sonora y por su diversidad de posibilidades, contribuyen a atraer a los niños, y a los no tan niños, hacia la música, ya que encuentra en ellos un modo excelente de expresarse.

En líneas generales el ritmo es orden en el tiempo. El ritmo nos permite pasar de la inhibición a la expresión y de reacciones anárquicas a movimientos controlados y regulares. El ritmo hace que intervenga nuestra atención; permite la flexibilidad, la relajación, la independencia segmentaria, elemento indispensable del control motor.


CLASIFICACIÓN DE LOS INSTRUMENTOS DE PERCUSIÓN

      Una familia instrumental tan rica y diversa como es la Percusión, necesita de una clasificación sistemática lo más precisa posible para englobar a todos sus componentes y facilitar su estudio. En los diversos tratados de percusión que hoy circulan por el mundo, percusionistas y compositores han propuesto las más variadas clasificaciones. Unas se atienen al origen histórico de los instrumentos, dividiéndolos según sus lugares de origen (instrumentos latinoamericanos, orientales, africanos, etc.), otras están basadas en la propia naturaleza y técnica de los instrumentos percutidos y por último, la más utilizada, que será la que vamos a ver a continuación, la dividida entre los instrumentos de afinación determinada y los de afinación indeterminada, con un apartado especial dedicado a los instrumentos de pequeña percusión y de efecto y complementarios, y por supuesto, estos últimos dentro de los sonidos indeterminados.

AFINACIÓN DETERMINADA

TIMBALES

      Constituye el instrumento de mayor tradición y literatura dentro de la orquesta sinfónica y el instrumento más frecuentemente empleado en la época clásico-romántica.
      Se trata básicamente de una gran caja de resonancia metálica y semiesférica provista de una membrana de un material plástico tensada en sus bordes por un sistema de llaves o tuercas graduables, en otros modelos controla la tensión una manivela única situada en un lateral, y en los modelos más modernos su sistema de afinación se realiza mediante un pedal.

XILÓFONO

      Su nombre deriva del griego “xylon” (madera) y “phone” (sonido).
      Consta básicamente de una serie de pequeñas láminas de madera de tamaño progresivo que, afinadas cromáticamente, se disponen en dos hileras paralelas en posición horizontal. Bajo las láminas suele estar dotado de un sistema de tubos a los que llamamos “resonadores”, que sirven para proporcionar una mayor vibración y profundidad.

MARIMBA

      La definición más sencilla de este instrumento sería considerarlo como un xilófono con láminas de mayor tamaño, lo que produce un sonido más profundo; en otras palabras, se trata de un xilófono de tesitura más grave y por tanto, de timbre más dulce y aterciopelado.

VIBRÁFONO

      Fue inventado por Hermann Winterhoff en 1916. Perfeccionado en 1921, entró a formar parte de las orquestas de música ligera y jazz.
      Consiste en una serie de láminas de metal afinadas cromáticamente; consecuentemente, al ser percutidas con baquetas apropiadas, producen un sonido de gran vibración por el juego de tubos resonadores que se encuentran debajo de cada lámina. Además, lo que caracteriza al vibráfono es la vibración adicional del sonido que se produce por medio de un mecanismo de un motor eléctrico, haciendo que las tuberías sean tapadas y destapadas alternativamente a una velocidad que el vibrafonista puede controlar por medio de un mando especial. Está también dotado de un sistema de pedal que permite, o bien dejar vibrar las láminas tras las percusiones, o bien secar su sonido.

LIRA O GLOCKENSPIEL

      Consiste en una serie de pequeñas láminas de acero afinadas cromáticamente y generalmente sin resonadores. Algunos modelos llevan un sistema de pedal para dejar vibrar el sonido o apagarlo según lo tengamos presionado o no. Su timbre es metálico y agudo, recordando muy claramente el sonido de campanillas de las cajitas de música y carillones.

CAMPANAS

      La campana que se utiliza hoy día es un instrumento de unos cuatro o cinco centímetros de diámetro por una longitud que oscila entre 1’10 metro y 2’30 metros aproximadamente. Además su afinación es perfecta en una nota determinada, por lo que el juego ordinario de campanas tubulares que hoy utilizamos está afinado cromáticamente y con una extensión de octava y media a dos octavas. Está dotado también de un sistema de pedal que permite apagar el sonido o dejarlo vibrar.

AFINACIÓN INDETERMINADA

BOMBO

      Es uno de los más populares de todo el grupo de percusión. Consta de un gran cuerpo circular cerrado por dos grandes parches también circulares.

BOMBO A PEDAL

      Este instrumento no es otra cosa que un bombo ordinario como el que acabamos de describir, pero percutido por un sistema de pedal que dispone el percusionista. Este tipo de instrumento se utilizó originalmente en las baterías de jazz.

CAJA

      Está formada por un cuerpo cilíndrico metálico recubierto en sus dos bases por un parche que, antiguamente era de piel de animal y hoy se fabrica de material plástico. Su borde está rodeado por un aro metálico que sobresale poco menos de un centímetro respecto al nivel del parche. La caja esta dotada también de un sistema de bordones que la hacen sonar de una forma diferente si percutimos con este sistema conectado o desconectado: los bordones consisten en una franja de cuerdas metálicas de pequeño grosor que recorren el diámetro del instrumento por su base inferior; esta franja de bordones es accionada por un mando situado en un lateral del instrumento que, cuando lo conectamos sitúa los bordones en contacto directo con el parche y los separa cuando lo desconectamos. Cuando los bordones están “puestos”, vibran por simpatía al percutir en el parche superior, produciéndose un sonido incisivo, seco y penetrante.

BONGOS

      Consisten en una pareja de pequeños tamborcitos de sonido muy agudo y brillante, no poseen aro metálico que sobresalga por el borde de los parches. Tradicionalmente se tocaba con las manos, sin embargo, en la música contemporánea, aunque a veces tocamos este instrumento con las manos, es más frecuente su utilización con baquetas.

TUMBADORAS  O CONGAS

      Consiste en un tambor con un solo parche en la parte superior y en un cuerpo de resonancia de maderas especiales, extraordinariamente alargado con relación al diámetro del parche. Generalmente un mismo instrumentista suele tocar una, dos, tres o hasta cuatro tumbadoras simultáneamente, ordenadas por relación de alturas.

TOM-TOM

      Es equivalente a una caja muy grave y carente de bordones; se fabrican en una amplia gama de alturas y profundidades.

PLATOS

      De los instrumentos construidos en metal, son los más antiguos inventados por el hombre.
      Las formas han ido variando a través de los siglos; forma de embudo, de copa o de plato, como los actuales, y también han ido variando los tamaños.
      Hoy día, y dentro de la música contemporánea, las diversas técnicas de percusión con los platos son importantísimas, tanto en su aspecto rítmico, como en el de colorido instrumental. El procedimiento utilizado más frecuentemente en la orquesta sinfónica tradicional son los platos a dos o platos de choque. Es de un grandísimo poder sonoro y colorista. Otra forma de tocarlos es suspenderlos por medio de un trípode y percutirlos con baquetas.

GONG Y TAM-TAM

      Estos instrumentos se basan fundamentalmente en una gran plancha metálica de diversas aleaciones que, una vez percutida posee una capacidad de resonancia y una profundidad más amplia que la de los platos y de una calidad sonora más “redonda”.

INSTRUMENTOS DE PEQUEÑA PERCUSIÓN

    Bajo este título solemos agrupar algunos instrumentos de dimensiones reducidas, cuya misión es fundamentalmente de acompañamiento rítmico, de colorido o de efectos especiales.

PANDERETA

      Es  un instrumento antiquísimo que consiste en un aro de madera o metal, recubierto en uno de sus lados por una lámina, bien de piel de animal, de pergamino o de fibra plástica; el mencionado aro está provisto de una serie de pequeñas sonajas dispuestas por parejas y que chocan unas contra otras cuando la pandereta es puesta en vibración.

SONAJAS, PANDERETA BRASILEÑA Y SISTRO

      Estos instrumentos consisten en una pandereta como la que hemos descrito anteriormente, pero sin el parche que cubre uno de los lados del aro de madera.

TRIÁNGULO

      Consiste en una barra de acero doblada en forma de triángulo sin que ambos extremos lleguen a tocarse. El sonido se produce al percutirla con una varilla metálica.

CRÓTALOS

      Conocidos también con los nombres de “platos antiguos” y de “platos griegos”. Consisten en dos pequeños discos de metal que, al ser chocados uno contra otro, como si fueran platos a dos, producen un sonido extraordinariamente rico en armónicos y de una gran vibración.

CASTAÑUELAS

      Consisten en dos cuencos de madera muy dura, preferiblemente de granadillo, que producen un timbre muy particular cuando son chocados uno contra otro.
      La castañuela típica española y la más empleada en el terreno folclórico está atada directamente a la mano del instrumentista que, generalmente se sirve de dos pares de castañuelas simultáneamente.
      La castañuela de orquesta utilizada allá por el siglo XVIII, es la más usual en nuestros días. Consiste en la utilización de un solo par de castañuelas provistas de un mango que, al ser agitado por el percusionista, produce un choque entre ambas cazoletas. Otro sistema introducido por los percusionistas americanos consiste en disponer de dos pares de castañuelas sobre un soporte plano y percutir directamente con los dedos una castañuela de cada par.

CASCABELES

      Es un conjunto de cascabeles en número no inferior a cinco, que se presentan unidos a una correa que el instrumentista ase con la mano. Para efectos tímbricos nos bastará con sacudir el manojo de cascabeles con la misma mano con la que sostenemos, pero cuando nos interesa realizar figuraciones rítmicas, el mejor sistema es percutir con una mano cerrada tales figuraciones sobre el puño de la mano que soporta los cascabeles, con lo que obtendremos una figuración nítida y clara.

TEMPLE-BLOCKS

      En su origen no eran considerados como instrumentos musicales, sino como utensilios empleados para la oración en los santuarios budistas.
      Consiste en un bloque hueco de madera con una hendidura transversal para su mejor sonoridad. Por esto su sonido es redondo y hueco, tanto en los instrumentos originales de artesanía oriental, como en los que actualmente se fabrican por las diversas firmas comerciales. En la música sinfónica contemporánea, se suele alinear un juego de dos, tres, cuatro o cinco instrumentos de diferentes alturas, por orden correlativo.

WOOD-BLOCKS, CAJAS CHINAS

      El wood-block es americano y consiste en un bloque cilíndrico y alargado de madera ahuecada. Posee un sonido mate y no estridente.
      Caja china, nombre con el que la práctica se suele comprender cualquier tipo de wood-block. Esta consiste en una cavidad cúbica de madera con una hendidura lateral para su mejor resonancia. Su sonido es duro y algo estridente. Actualmente se fabrican juegos de cuatro, cinco o seis cajas chinas de diferentes alturas.

CLAVES

      Son de origen latinoamericano. Consisten simplemente en dos palillos de madera de corta longitud y grosor variable que suenan uno contra otro. Pero, las claves no suenan si no son percutidas correctamente: para ello la clave que sostenemos con la mano derecha debe percutir diagonalmente en el centro de la clave de la mano izquierda que sostenemos formando una concavidad con la palma de la mano para que sirva de caja de resonancia.

GÜIRO

      Instrumento popular latinoamericano; consiste simplemente en una calabaza  seca y alargada en la que se han practicado algunas estrías transversales en uno de sus laterales; lo hacemos sonar cuando raspamos tales estrías con un pequeño palillo de madera o metal o incluso con un peine.

CENCERRO

      Como se deduce de su nombre, no se trata de un instrumento sino de una campana de cencerro de las que lleva el ganado durante los pastos, a la que se le ha extraído el badajo. Este utensilio fue muy utilizado por los primeros autores latinoamericanos que escribieron para grupo de percusión; su técnica primitiva consistía en asir el cencerro con una mano y percutirlo con la otra por medio de una baqueta de madera o bien suspenderlo de un soporte especial y percutir en igual forma. Pero hoy en día se utilizan cuatro o cinco cencerros graduados por alturas y colocadas sobre un soporte único.

INSTRUMENTOS DE EFECTO Y COMPLEMENTARIOS

      Existe otro pequeño grupo de instrumentos que no encuentra clasificación entre los anteriores apartados, pero que debe de conocer todo percusionista, por ser todos ellos muy utilizados en la música de hoy.
      Varios de los instrumentos que aquí se engloban no son en realidad de percusión, pero lo cierto es que siempre es el percusionista quien debe hacerse cargo de ellos. La razón de que cuando se presenta una intervención de un instrumento no clasificado entre los comunes de las formaciones, deba de ser el percusionista quien “cargue” con él, ha de buscarse en que el percusionista suele estar más acostumbrado a utilizar instrumentos exóticos y suele investigar y buscar la mil y una posibilidades a cualquier instrumento que “cae” en su mano, por simple que pudiera parecer a un instrumentista con menos imaginación.

LOS CHIMES
LA LIJA
LA QUIJADA
EL SERRUCHO
EL FLEXATÓN
LA SIRENA
EL SWANEE
LOS RECLAMOS DE AVES
SILBATOS
EL LYON ROAR
LA MÁQUINA DE VIENTO
EL GLOCKENSPIEL A TECLADO Y LA CELESTA
VASOS Y COPAS

Blibliografía: "Instrumentos de Percusión en la Música Actual" José Luis Temes. Editorial DIGESA - Serie Pentagrama

3 comentarios:

  1. No había visto este comentario hasta ahora ¡muchísimas gracias Ramón, me alegro de que te guste, un abrazo musical.

    ResponderEliminar